Nieva dulcemente




Nieva dulcemente tras mi ventana. En la estufa de leña, un buen fuego que crepita suavemente. A mi lado, mi gato ·Ceniza" observa con los ojos bien abiertos el lento caer de los copos blancos que inundan el paisaje, y ronronea suavemente. Suena una vieja canción de Sarah Vaughan. La mañana va pasando mansamente. Esta mañana de marzo en la que el invierno enseña los dientes, en la que el tiempo discurre cómodamente por entre la piel del Mundo y el sosiego lo inunda todo. Creo que la Felicidad me anda rondando. 


Sarah Vaughan - Lullaby of Birdland:

Juan Goñi.

1 comentarios:

Publicar un comentario