Miriam García Pascual, el precio de la libertad.



 Miriam García Pascual 
la libertad en la mirada.

Hoy es el Día Internacional de las Montañas. Y mi recuerdo se ha ido volando en las alas de un pájaro improvisado para la ocasión… volando hasta las estrellas. Y quizá por eso se me ha venido a la emoción aquella chica que pidió que le bajaran una estrella. Se llamaba Miriam García Pascual. Nació en Tafalla unos años antes que yo, y pronto se convirtió en una promesa del alpinismo. Trabajó de especialista en el programa “Al filo de lo imposible”, y fue una de las primeras mujeres que ascendió al “Capitán”, un muro vertical de casi mil metros en Yosemite.

Pero no es por eso por lo que ahora la recuerdo; ni si quiera por su mirada libre y limpia. Hoy me llega al corazón porque hoy (¿será casualidad?) se me ha caído su libro a la sesera. Y con el golpe me han llegado a borbotones las emociones de este libro cálido, libre y limpio, como la mirada de su autora. “Bájame una estrella” se titula esta joyita humilde y bella como pocas, que destila una sinceridad radical, un libertad madura, un libro que contagia una comprensión privilegiada de Miriam, de su pasión, de su amor por los horizontes desobedientes. Si este libro cae alguna vez en tus manos, guárdalo como lo que es: el mejor libro, el más emocionante, el más sincero que nunca leí sobre la Montaña, sobre todas las montañas del mundo. Sobre todo sobre esa montaña que llamamos Vida.

Un lejano 25 de mayo de 1990 Miriam se nos fue, sepultada por una avalancha en el Meru Norte, en India, junto sus amigos Jesús Buezo y Miguel Lausín. Miriam se nos subió a una estrella. Y me bajó una estrella a mí… la luz de sus textos llenos de humor, a veces tristes, siempre llenos de pasión y de Vida.

Cuando se presenta a sí misma dice: "A los 22 años llegó a ser algo en la vida y se licenció en pedagogía; tres años más tarde ya no era nada y, simplemente, vivía.”

A Miriam le gustaban las pequeñas chabolas de la montaña porque "no caben muchas cosas y todo lo que entra es importante." Y así es su libro. Pequeñito, si, pero todo lo que allí se guarda es, simplemente, precioso, importantísimo, vital.

Hoy Miriam… mi recuerdo, mi admiración, mi gratitud.

Juan Goñi


"En algún momento elegí y ya no tiene remedio, no tiene sentido mirar
hacia atrás o hacia adelante, pensar que hubiera sido; el ayer no existe
y el mañana está muy lejos.
Elegí la libertad como compañera de viaje y
ella no sabe de ternura y soledad".

“El precio de la libertad es la soledad, 
y el precio de ser pájaro la esclavitud del viento”

Miriam García Pascual 
 (Tafalla, 14 de julio de 1963 –Meru Norte, India, 25 de mayo de 1990)
 




1 comentarios:

Publicar un comentario